Estilo perfeccionista

Existen diversos estilos de trabajo según la manera preponderante en que la persona se aproxima a la realidad. Un tipo de estilo es el  perfeccionista con alto grado de sacrificio y dedicación en sus labores.  Si bien es positiva su búsqueda de la excelencia, también corre el riesgo de caer en ciertas distorsiones.

Una de las dificultades de dicho estilo es la canalización excesiva de energía hacia tareas que no ameritan dicho esfuerzo, deteniéndose en los detalles sin tener una mirada de conjunto.  Esto le quita perspectiva y focalización para abordar temas que requieren mayor atención y reflexión.   El perfeccionismo lleva a poner ciertos parámetros de exigencia al cual los demás nunca parecen alcanzar.  Esto suele generar frustración en su equipo de trabajo.

En dicho estilo es común la dificultad de apoyarse en otros.  Este tipo de trabajador prefiere hacer las cosas solo para garantizar los resultados según sus expectativas.  En casos más extremos puede derivar en cierto nivel obsesivo en el cual la persona busca que todo se haga según sus propios parámetros y esquemas.  Así mismo, al volver una y otra vez sobre un mismo punto puede dificultar la toma de decisiones sobre todo en ambientes de incertidumbre.

El estilo perfeccionista suele tener dificultad para discernir y jerarquizar las prioridades y comunicarlas adecuadamente a su equipo de trabajo.   Todo parece ser para “ayer” generando dificultad para el subalterno al no saber distinguir lo urgente de lo importante.

Las personas con este estilo de trabajo deben educarse en aprender a  poner límites a sus responsabilidades respetando sus propios espacios para el descanso y cultivo personal así como balancear el trabajo con los demás ámbitos de su vida, como por ejemplo, la vida familiar. Se le debe ayudar a discernir prioridades para según ellas destinar esfuerzo proporcional a su importancia.   El recurso al consejo de otras personas permitirá dejarse ayudar a ver otros ángulos de la realidad que se le pueden escapar por estar tan centrado en sus preocupaciones o formas establecidas.  La adecuada delegación de sus tareas debe también ser integrado para un adecuado liderazgo de dicho estilo.

Deja una respuesta

23 − 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.